Una Mirada Distinta

Proyecto por Georgina Nucifora, Patricio Gil Mariño y Priscila Garritano

Uno de los proyectos solidarios más significativos de este año fue el que llevó a cabo la tutoría 8NG, “Una Mirada Distinta”.

El grupo de alumnos eligió trabajar la temática de la discapacidad física, ya sea motriz o sensorial. La decisión de trabajar en esta dirección la tomaron en base a la situación familiar de un alumno en particular, que estaba atravesando una situación personal difícil relacionada con esta problemática. Desde el vamos, este grupo demostró estar comprometido no sólo con personas de otras instituciones ajenas a SASS, sino con aquellos que tenemos más cerca, los compañeros de banco. Eso ya dejó entrever que el proyecto iba a ser ganancia pura.

Para la primera etapa del proyecto nos pusimos en contacto con la ONG Audela, cuya misión es “concientizar y sensibilizar a la sociedad acerca de las habilidades que pueden desarrollar las personas con discapacidad.” Cabe resaltar que los mismos alumnos fueron los que sugirieron trabajar con esta institución, ya que en Primaria habían realizado una actividad junto a ellos.

Recibimos la visita de 2 personas de Audela. Primero vino “Kari”, una mujer que perdió la visión de muy joven, pero que pudo anteponerse a sus dificultades, casarse, tener un hijo, trabajar y concientizar a través de Audela. Además de contarles su testimonio de vida, Kari les contó a los chicos cómo hace para manejarse por la calle y en su casa sin visión, en qué consiste el sistema braille y cómo ayudar a una persona no vidente en la calle. Unas semanas más tarde nos visitó “El Turco”, un corredor profesional de Karting y Rally Acuático, que hace ya varios años quedó cuadripléjico debido a una lesión medular mientras competía. Su experiencia de vida nos conmovió a todos y nos sorprendió saber que hoy en día sigue compitiendo en rally acuático en su silla de ruedas. Culminamos este encuentro con una actividad muy desafiante, unas postas deportivas e intentar jugar al basquet en silla de ruedas. El turco nos enseñó el valor de la perseverancia y la superación constante.

La segunda etapa del proyecto, luego de haber recibido tanto de parte de estos dos invitados especiales, consistió en dar de lo recibido. Los chicos decidieron volcar lo aprendido de estas dos personas ejemplares en una actividad especial diseñada para personas de todas las edades y sectores de nuestra escuela. Su foco estuvo puesto en retomar la misión de Audela, concientizar y sensibilizar acerca de las capacidades de aquellos que son considerados discapacitados.

Nuestros alumnos diseñaron una actividad “a ciegas” para invitados especiales que ellos eligieron invitar. Hubo alumnos de los Años 7, 8, 9 y 10 de Secundaria, jefes de año y preceptores, docentes de diversas materias, secretarios, psicólogos y otros miembros del Staff de Administración, Seguridad y Limpieza. Todos ellos recibieron una tarjeta de invitación diseñada por los chicos. La variedad de invitados hizo que sea una actividad de integración muy enriquecedora.

Los 24 asistentes al taller, fueron citados en dos bloques para poder trabajar con grupos más pequeños y generar una intimidad que lleve a q,ue todos se sientan cómodos. Se usaron las aulas del subsuelo de Pelliza, que son las que tienen menos luz natural. Los invitados fueron vendados antes de bajar las escaleras y se les permitió elegir un nombre ficticio para ser aún más anónimos durante la actividad.

Una vez en el aula, los invitados fueron guiados por los chicos en una serie de actividades que los obligaron a usar todos sus sentidos. Dijeron algo de ellos en 1 minuto con unos tambores que señalaban el tiempo cumplido; conectaron espontáneamente unos con otros a partir de palabras e ideas disparadoras; se marearon, chocaron y empaparon un poco en la “Calle de Ciegos”; probaron exquisiteces que los llevaron a recordar sabores de cumpleaños; sintieron con sus manos distintos objetos y texturas; y finalmente pintaron con sus manos un mural en la pared, pudiendo reconocer luego sus dibujos a partir del color de la pintura de sus manos.

Cerramos con una reflexión en la que los alumnos organizadores y los invitados participaron activamente. Algunos de sus comentarios fueron:

“Al principio sentía mucho miedo, pero luego me relajé y principalmente me divertí”.

“Me volví a sentir como una nena y también me imaginaba jugando con mi nieta”.

“Me encantó, me llevó desde gustos y sabores de chico en fiestas, reuniones familiares, campo, etc. Hasta la experiencia de poner en juego mis otros sentidos, de lo importante que es la confianza y de pasar un muy buen momento.”

“Fue una experiencia increíble. Me gustaría sugerirles que propongan mantener el espacio como una actividad sostenida para el año que viene para que más personas del colegio puedan pasar por la experiencia, concientizando y dando también lugar a que surjan nuevas propuestas. Estoy segura de que por cada grupo que pase, al menos una persona va a proponer una idea que mejore el mundo de la gente con capacidades. Adoré la sensibilidad de los chicos para abordar el tema.”

“Me encantó poder salir del piloto automático al poner en funcionamiento todos mis sentidos”.

Este proyecto nos encantó por su sencillez, por la sensibilidad, compromiso y autonomía de los alumnos, la disposición de todos los invitados a disfrutar y confiar, la unidad que se generó en el anonimato de la oscuridad y el fin tan noble de, por un lado, concientizar a todos y, por otro, ayudar a un amigo.

Para concluir los dejamos con las palabras que escribió Patricio Gil Mariño, PSE de esta tutoría, en referencia a este proyecto:

“Los ojos mudos permiten ver los sonidos, los aromas, las huidizas,  los sabores y fugaces superficies que nos roba la mirada.Los ojos mudos dejan escapar las palabras silenciadas, las voces que se esconden detrás de las miradas.

Y entonces los ojos ciegos se tornan en el sí del ego y amanece el yo desconocido. Y te siento, te escucho, te toco, te huelo,  me siento, me escucho, me toco, me huelo y vos y yo y todos nosotros emprendemos el mágico vuelo, sin dejar de pisar un instante el mismo suelo.”

¡GRACIAS!

 

 

 

 

 

 

 

 



Categories: Learning through service, Professional Development Contest 2015, Secondary School

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: