Deportes para Compartir – Un encuentro especial y conmovedor

Por Pilar Asenjo, Dalila Garritano Domizi y Paula Saubidet

“Cuando les pase algo, dénse el tiempo para llorar. Y después piensen qué pueden hacer para seguir.” Alberto Crettón Salas, deportista embajador.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al programa no le faltaban emociones. Tuvimos incertidumbre al comenzar este nuevo desafío. Sentimos alegría al escuchar a los chicos hablar de juego limpio y ponerlo en práctica. Vivenciamos la fatiga después de cada juego (pero una fatiga que en lugar de mitigar las fuerzas, las multiplicaba).  Revivimos la esperanza de saber que en los niños de hoy, si se los acompaña y se los ayuda a mirar tanto hacia adentro como hacia afuera, hay oportunidad de cambio y mejora.

Aun así, faltaba más. Tuvimos otra emoción, otro privilegio que nos llenó los ojos de lágrimas y el corazón de admiración. Un privilegio con nombres y apellidos: Alexis Acosta, Eduardo Aguilar, Alberto Crettón Salas y José Ignacio Pignataro. Los tres primeros, deportistas ciegos, recién llegados de los Juegos Parapanamericanos de Toronto, con la medalla plateada sobre el pecho. El último, su guía y entrenador.  Los cuatro subieron al podio tras salir segundos en la posta de 4 x 100 mts, con récord nacional incluido.

Anticipándose a lo fuerte y significativa que sería esta visita, Moira McCallum y María Inés López Fernández decidieron invitar a todos los alumnos y docentes de Segundo Ciclo.

Este momento del programa “Deportes para Compartir” recibe el nombre de “Sesión Deportista Embajador”.  Se invita a una persona que ha dedicado su vida al deporte para que comparta sus experiencias con los alumnos. A partir de su trayectoria, los motiva para que logren sus objetivos. Esta sesión se complementa con una demostración práctica guiada por el deportista.   

A través de Camila Vilcinskas logramos contactar a Alexis, Eduardo, Alberto y Nacho, quienes en dos horas nos compartieron sus vidas y afectaron las nuestras.

Nos hablaron del esfuerzo con el que día a día intentan superarse a sí mismos. Nos dijeron que no es fácil, pero que se puede.

Como cierre del encuentro, los alumnos jugaron con los ojos tapados. En parejas, uno hacía de guía del que no podía ver. Los deportistas los ayudaban a hacerlo lo mejor posible. También tuvieron que intentar embocar una pelota en un tacho sostenido por Eduardo, que les hacía ruidos, como les hacen a ellos sus entrenadores para indicarles por dónde ir.

Contar con palabras lo que vivimos en este encuentro es muy difícil. Les dejamos imágenes y videos, con el deseo de que puedan sentir algo de lo que sentimos nosotros ese día en el que le dimos un nuevo significado a la frase del libro de Antoine de Saint-Exupéry: “He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 



Categories: Primary School, Professional Development Contest 2015

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: