Let´s go fly a kite (K5 Punta Chica)

Nosotros también podemos hacer viento

Como parte de nuestro Story Project “The Three Little Pigs”, el cual realizamos justo antes del proyecto del viento, habíamos jugado a ser lobos y hacer volar cosas. Jugamos a soplar pompones, así como plumas, para ver cuánta fuerza tenía nuestra respiración. Antes de soplar intentábamos predecir, en base a las cualidades del objeto, si sería difícil o no hacelro moverse.

Dentro del marco del proyecto del viento retomamos lo trabajado allí al hacer la pregunta “¿Nosotros podemos hacer viento?”, a lo cual los chicos respondieron relatando la experiencia realizada allí. Disfrutaron de volver a realizar estas experiencias, ya con una consigna más clara, y una definición que ellos encontraron para el viento:

“El viento es aire que se mueve”

Entonces ellos, también pueden mover el aire, crear viento y por ende mover objetos. Les preparamos unos juegos con pajitas, unos conos de papel y una pelota de telgopor para que pudieran jugar. Allí trabajamos la intensidad con la que soplaban (strong or weak), cuánto tiempo podían soplar y mantener la pelotita en el aire (long or short) y la altura de la pelotita (high or low). También dijeron que podían hacer viento con sus manos como un pájaro, a lo cual nos preguntábamos si eso era suficiente para que nosotros pudiéramos volar, y todos coincidieron en que no, aunque tuvieron la duda de si un viento fuerte de la naturaleza podría hacerlos volar a ellos. Muchos sacaron a colación los tornados y huracanes, mencionando inclusive al Mago de Oz.

IMG_1540  IMG_1542    IMG_2768 IMG_2777 IMG_2824

También pintamos barriletes gigantes con gotas de pintura y sorbetes, los cuales decorarían el hall para el concert.

IMG_1551IMG_1545IMG_1548IMG_1544

La respiración ha sido un tema clave en nuestras clases, ya que en mayo hemos trabajado con un proyecto especial sobre el cerebro y qué le hace bien al mismo. Un padre vino a contarnos sobre su funcionamiento, y aprendimos que la respiración es fundamental, especialmente cuando necesitamos aquietar nuestra amígdala para que pueda responder nuestro córtex prefrontal. Tenemos “calm down jars” que nos ayudan a graficar cómo está nuestro cerebro antes de respirar, todo revuelto y sin poder pensar claramente, y que mientras respiramos la brillantina del mismo va decantando, volviéndose el agua más clara, así como nuestro cerebro puede pensar más claramente. Esto es algo que ya se ha incorporado como práctica diaria en la clase, y los chicos recurren a esto como estrategia. Inclusive disfrutan el enseñarle a nuestro hiperactivo títere Brownie Brown cómo debe respirar para poder calmarse.

DSC09107IMG_0928DSC09106DSC09105IMG_4250 IMG_4259

Es tan gráfico para ellos el calm down jar, que tuvimos dos semanas en los que trajeron frascos de su casa para poder preparar jars y llevarlos a su casa, y de esa manera poder usarlos para respirar y aquietar su mente. 

 



Categories: Professional Development Contest 2015

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: