Let´s go fly a kite (K5 Punta Chica)- Explorando el viento con pañuelos

Los chicos recibieron con entusiasmo la idea de averiguar sobre el viento como elemento fundamental para volar el barrilete.  Para esto predijimos en la clase si habría viento en el playground, y por qué pensaban eso. Surgieron discusiones en relación a si se podía ver el viento, y los chicos señalaron la observación desde la ventana como algo clave para saberlo.

“Se mueven las hojas de los árboles” dijo uno de ellos. Otro niño, el cual tiene muchas dificultades en su conducta, se encontró muy interesado en el tema, y pudo hacer la observación de que las nubes también se mueven, y marcan la dirección del viento. Este niño tiene dificultades en seguir las actividades de la clase en ocasiones, pero acá pudo utilizar su experiencia para enriquecer nuestra tarea, ya que regularmente sale a navegar con su papá, siendo el viento clave para la tarea. Se sintió muy orgulloso de su aporte, y de haber sido reconocido, no sólo por las maestras sino por sus compañeros

Luego de hipotetizar un rato más fue tiempo de ir afuera y confirmar o refutar nuestras teorías. Para esto los chicos exploraron libremente el playground, y pudieron darse cuenta de que si estaban cerca de una pared el viento parecía frenarse. “Es un obstáculo” dijo una de ellas, quien en la clase se dispersa con facilidad.

Otros recalcaron que si estaban arriba de las trepadoras se sentía más fuerte el viento que si estaban parados, y algunos muy enérgico se dispusieron a disfrutar del gran viento que se produce al hamacarse.

Fuimos al field también, e intentamos involucrar nuestros diferentes sentidos. ¿Podremos sentir el viento en nuestro cuerpo? ¿Y en nuestro pelo? ¿El viento tiene olor? Los chicos decían que les enfriaba la nariz, y llegaron a la conclusión que el viento era sólo frío. Aunque intentamos hacerlos pensar sobre la playa, donde hace calor y hay viento, insisitieron en que el viento sólo estaba presente cuando hacía frío. Surgió la necesidad de volver a repetir la experiencia de sentir el viento un día que hiciese más calor, lo cual ocurriría más adelante.

También jugamos con pañuelos, y con mucha sorpresa descubrieron que si se ponen en contra del viento el pañuelo se les quedaba “Pegado” a la cara o a la panza. Al terminar la actividad concluímos que había muchas maneras de medir el viento, y que, como no podían llevarse los pañuelos a casa, prepararíamos algo para que sí pudieran medirlo allí. Asimismo les pedimos que traigan libros o material que tuvieran en casa para seguir investigando.download (2) download (1) download (3) DSC00817 DSC00828 DSC00816 DSC00830 DSC00821



Categories: Professional Development Contest 2015

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: